x

Temporada de verano en la ciudad. Sin dudas, el clásico vestido blanco es la prenda para recorrer las calles y no sentir que el calor nos agobia. Es una de esas compras comodín de nuestro placard de la que nunca nos vamos a arrepentir. Escaneá este look, un vestido de líneas simples, híper liviano, que se deja combinar con todo.

Imaginálo como un lienzo en limpio, en el que podés jugar trazando los accesorios que más te gusten para crear tu estilo.

Vestido blanco thestreet-report.com

Este tipo de vestidos son lo más porque nos dan libertad, no solo de movimiento, sino también porque se adaptan al estilo que más nos divierta. Fácil de combinar, en la elección de los complementos está la clave de su espíritu “todo terreno”.

Las carteras cross body favoritas para andar ligeras y "multitasking"

Las zapatillas se llevan para un indiscutido outfit sporty urbano. Otra opción válida son los borcegos (ideal para esos días de media temporada) pero si la idea es crear un look más casual le podés sumar unos slippers, o unos tacos geométricos bien femeninos, si la versión flat no te convence.

Fotos: Aix Peralta

 

DEJANOS TU COMENTARIO

En blanco y con espíritu boho, un estilo que es un clásico para el verano

Si hay un color estrella del verano es el blanco, si hay una prenda fácil de llevar (y adorar) es el mini vestido y Tefi Russo de @inutilisimas eligió el estilo más hitero  para un look urbano con altas chances de atardecer en la playa. 

El easy look que se logra con una falda tendencia

Cuando llevás una prenda en ginhgam ya sabés que el resto del outfit no necesita mayores detalles que lo complementen. El print más hitero de Instagram se luce en esta falda midi junto a otra buena elección: la remera básica. Un easy look para copiar y adoptar.

Mix de detalles “vintage” para un look súper actual

El denim que es inmortal, el tiro alto que vuelve y las carteras de mimbre que reaparecen fuerte como accesorio IT para este verano.

El juego del layering con aires románticos

Entre folk y romántico, el look de Renata de @twentyfourstyle apuesta a full al layering. La idea de recurrir a una camisa blanca para contrastar la transparencia, hace que el vestido que bien puede ser para la noche, se lleve a plena luz del día.Sumar una campera de denim siempre es una buena opción.

Animarse al cuero + cuero

Un pantalón, una mini o una jacket de cuero son piezas habituales en un guardarropa diario. Combinarlas con otras prendas suele ser un desafío, funciona muy bien con texturas suaves como el algodón y la lana. Pero a veces animarse al cuero+cuero puede ser una opción ganadora. Rocker y chic, los bordados en esta bomber…

Cuando un look cool se logra con prendas básicas

La clave: animarse a mezclar prendas de estilo “neutral”, donde el protagonista sea el outfit completo.